martes, 21 de octubre de 2008

MoToRoCKr parte 1



Como algunos de ustedes (pocos) lectores sabrán, el fin de semana pasado fue maravillosamente ROCKER!!
El viernes tuvimos la mancuerna Kinky+Zoe en la plaza de Toros, que no fue mi hit (al menos no por el orden o el desempeño de la segunda banda mencionada). Me parece tan triste... que el efecto del tiempo y el éxito en algunas bandas sea el declive y la vergüenza.
Todos sabemos que Jim Morrison, el super papi (ja!) rey lagarto, era un super junkie... pero aun asi la energía que dejaba en el escenario sigue siendo motivo de reseñas y leyendas.
Querido Leon juatsjisneim... que se te caiga el micrófono en el escenario es motivo de pena.
EN CAMBIO KINKY!! ROCK! que manera de prender al público, brinqué como híbrido de chapulín y canguro... seguir rockeando hasta el calambre, coreando con la banda... A DONDE VAN LOS MUERTOS... si se van rockeando como lo hicimos, seguro a un buen lugar.

Bueno bueno, pero pasemos a la reseña de mi (como dice el buen Serguei) ODISEA MUSICAL.

Esperaba el MotoRoKr desde que el line-up bricó ante mis ojos en la pantalla de mi compu-laboral.
The Kooks es un grupo que me conquistó con Naive y se ganó mi corazón y alma con She Moves in Her own Way (y la forma en que conocí esa canción). Así que no podía perdermelo, además el coctel rocker se incrementaba con Flaming Lips, Stone Temple Pilots y Nine Inch Nails... una bomba.
Desde que planeé mi asistencia decidí, que en honor a mi gusto extremo por la voz de Luke Pritchard, me aventuraría a las entrañas de la masa humana para escuchar y ver lo más de cerca a estos indies.
Tras escuchar a Paramore (solo por trámite y en honor a mi hermano), me despedí de mis compañeros rocker para comenzar mi travesía hacia el escenario. Mi estatura y género podrían considerarse un obstáculo pero los que me conocen saben que soy dificil de amedentrar y mi condición de niño-niña es un gran motor.

Comencé con paso seguro y un poco de empujones de los que también se habían propuesto el mismo objetivo que yo. Pronto comencé a escuchar tras de mi comentarios groupies como: "Despues de verle la cara podré morir tranquila", "Tu empujalos, porque no los aman como nosotras".
La soledad entre la masa me llevó a intentar socializar con estas chicuelas, pero luego vi que tenían cero sentido común y poca cordialidad. Como no eran mi tipo de rocker, me alejé y seguí mi accidentado camino sola.
- con-per,
- con permiso.
- perdon.
Fue todo lo que salió de mi boca por un rato. Mi masa corporal no es tan extensa y me pregunté tantas veces porque no podían darse cuenta de lo poco que incomodaría mi presencia por ahi delante. Que si mido 1.50 dificilmente les taparía algo... pero no, me topé con espaldas pared (algunas bastante altas) renuentes a dejarme pasar, pero también ignorantes de mi perseverancia.
A pesar de mis ruegos al enorme de 1.80 no se apiadó de mi. El monito de la chamarra de cuero me hizo muy incómodo el trayecto porque me quedaba pegada jajaja.
Las ondas de movimiento humano me hacían perder el equilibrio, pero al fin, tras jalones de cabello, atorones de bolsa, pisotones y malas caras, llegué hasta donde podía llegar.
Disfrute un momento de la expectativa previa al inicio del tokin, de las ráfagas de aire que eventualmente llegaban a mis fosas nasales. Hasta de la mini-histeria colectiva que se iba sintiendo alrededor de los que esperabamos con ansia las primeras notas.

... continuará

2 comentarios:

eDD dijo...

anteriormente habia publicado un comment aqui, pero creo que blogger no quiso..
el lunes pasado estaba platicando con un cuate que tambien fue al mtrkr el fin pasado, y me platicaba lo chingon que estuvo, no lo dudo, bandas chidas y masa a lo estupido que se concentro para deleitarlas... ujuuu!
trinchera, que huevototototes tienes me cae! jajajaja no me imagino a un 1.50 navegango entre tanta beatiful peoplee! jajajaja debio ser toda una aventura. saludos.

Eduardo dijo...

Mi estimada Tay!!
Concuerdo contigo, Kinky rockeo bastante y prendio la euforia de todos los presentes y Zoe apestó de una forma historica... definitivamente creo que no volveré a ir a verlos con tanta espectativa o emoción como antes despues de este episodio tan chafa, la neta no lo puedo desir de otra manera... CHAFAAA!!!
Y muy chida tu crónica del motorocker... siguele siguele!!!
De verdad te vi siendo aplastada por multitudes juveniles!!
Un abrazo, de Amandamiguel jiajiajia